Llora por lo que se queda fuera